lunes, 4 de enero de 2010


UN POCO DE HISTORIA
Como muchas veces desconocemos lo que sucedió antes que nosotros, nos creemos originales cuando descubrimos algo... o recordamos sin darnos cuenta. Aquí voy a mostrar unos ejemplos (los primeros de ellos, señoras obras de arte) en las cuales se ve que el tipo de composiciones y dibujos multitudinarios no es algo nuevo ni tan raro. (Cliqueen en las imágenes si desean verlas más grandes).
La primera imagen, la de arriba, es la Columna Trajana, levantada en el año 114 para conmemorar la conquista militar de Dacia por el emperador Trajano. 30 metros de altura, mármol de Carrara.

Éste es de Hans Memling (Alemania 1430 - Brujas 1494).

Este cuadro es del genial Hieronymus Bosch, en español llamado el Bosco (Países bajos, 1450-1516).
Un pintor muy divertido es Peter Brueghel el Viejo (Países Bajos 1525 - Bélgica 1569). Éste con sus cuadros costumbristas se parece mucho en el tema a los últimos dibujos de la presente lista.

Acá va un grabado japonés; supongo estará hecho entre el siglo XVII y el siglo XVIII. No tengo el nombre del autor.

El pintor argentino Cándido López (1840 - 1902) retrató la guerra del Paraguay en cuadros como éste:


Martin Handford (Reino Unido, nacido en 1956) se hizo famoso gracias a este tipo de escenas. Según Wikipedia, pueden llegar a costarle hasta 8 semanas. Por supuesto que los primeros cuadros que hemos visto llevan mucho más tiempo, así que no se asusten. Los míos llevan mucho menos que los dos. Para los que dicen que estoy loco... Supongo que por el éxito comercial suyo es que se piden este tipo de trabajos a otros dibujantes.

Y éste que les muestro, es un maestro de acá del país, que hace muchas cosas buenas y en diversos estilos: Diego Parés. Tuve el gusto de conocerlo. Si quieren ver más cosas suyas, pueden verlas en http://www.diegopares.blogspot.com/. Según tengo entendido, otra persona le hace el color (¿Scalerandi - Souto?).

Más de entrecasa, acá tenemos dos dibujos de Agustín Chumacero, un vecino de mi barrio. Verán que el tipo de composición y narración son sumamente parecidas, si no las mismas. El primer dibujo es de cuando tenía 13 años, el otro es del año pasado, con 18 ó 19.


Y eso es todo... Como verán, el mundo es ancho y ajeno, y en él hay cosas raras pero también otras similares a las que conocemos... Saludos a todos.
¡ Y un Feliz 2010 !

11 comentarios:

Lucas Aguirre. dijo...

copado recorrido daniel!

mariano a. dijo...

y es asi,estamos imbuidos en el inconsciente colectivo, muy buen post! saludos daniel!

Alexander dijo...

impresionante

Carl Knox dijo...

whoa Dan!!! These are awesome! love the detail and fun you work has!!! makes me wish I spoke more than English so I could read your blog notes! :D

Claudio Cerri dijo...

Wow Daniel, beautfilul artworks in this blog! See you soon!

LeoN@rdo dijo...

Buenas! gracias por pasarte, un amigo me mostro un libro con las ilustraciones de Hieronymus Bosch, es increible la cantiad de detalles que tiene, aparte que mezcla la realidad, su imaginacion y bueno el tema de esa epoca la religion, era un colgado. Actualmente hay muchos artistas que trabajan en pixel art, que crean pequeños mundos que me hacen acordar mucho a este tipo de pinturas. Slds

Alejandra Lunik dijo...

Hola daniel: muchas gracias por pasar por mi blog,espero que vengas seguido de visita!

Pablo Natale dijo...

Muy buen recorrido. Creo que estaría bueno cuentes un poco más, qué ves vos ahí, son obras tan llenas de cosas que llama la atención lo que al otro le llama la atención entre semejante multitud de pequeñas formas.

alejandro boim dijo...

daniel , gracias por el comentario, ademàs sos un excelente dibujante. Yo que vos, me la seguirìa pasando bomba dibujando y - como hacemos todos- mirando mucho y afanando mucho màs.
un abrazo

Francisco Martins dijo...

Wowwwwww! this is fierce man! love it!

Adriana Mufarrege dijo...

Excelente tu post Daniel.
Tu vecino Agustín es uno de esos maravillosos niños dotados. Como maestra de plástica te digo que hay uno entre mil, como mucho. Qué hace ese chico ahora?
Te agradezco tu comentario, y sí, disfruto de la soledad, aunque rara vez puedo darme el lujo de estar sola.